Lecciones de no contrastar en Twitter vs. la oportunidad: #buscando a Alejandra Castillo

Todavía les toca sufrir en carne propia el precio de un error en Twitter a la colega periodista, Estéfani Espín y a Paola Veintimilla, presentadora de TV. A pesar de sus sentidas disculpas…

Esto tras, el caso de la desaparición de Alejandra Castillo y Rebeca Cajas, alumanas del colegio Los Pinos de Quito (Ecuador) que, tras 10 días de búsqueda, al fin fueron encontradas esta madrugada,

Pero a los tuiteros, inmediatamente, no se les pasa una…

Ahora si @ESTEFANIESPIN @paolavintimilla como personajes públicos, pueden dar una noticia real d las niñas #buscandoaalejandracastillo
Feb 09 via web Favorite Retweet Reply

Fue el costo de publicar, días antes, en sus cuentas el supuesto hallazgo de las chicas basadas en una fuente “confiable” que luego resultó equivocada. Fue un simple tuit.

Solo que la comunidad en Twitter no tiene piedad con el error de una cuenta oficial o que represente a una figura pública y eso -lejos de los mensajes que rayan en el insulto- creo que está obligando a medios oficiales, cuentas públicas, personajes y periodistas a ser más rigurosos que nunca.

El observatorio de medios tantas veces añorado hecho realidad en tiempo real en medios ciudadanos propios…

Solo por un RT

Los casos se repiten. Esa amarga experiencia le ha tocado pasar no solo a periodistas de aquí y otros países sino al propio oficialismo y medios serios del Ecuador.

Uno de los más complejos fue el de la explosión de un polvorín al norte de Quito cuando una reportera se adelantó a decir en su twitter personal que había 4 muertos.
Y tuvo a decenas de familias desesperadas pensando si sus hijos estaban entre esos muertos cuando ese error empezó a multiplicarse en tiempo real nada más con el botón de replicar o hacer retwuit a un dato sin confirmar.

El error llegó a esferas mayores cuando el propio Ministerio del Interior cayó en la trampa de “hacer RT” o replicar a la periodista.

Luego, se vino un dominó de “retuits” que incluyó a la Cruz Roja, periodistas reconocidos y una ola de usuarios de a pie, todos basados más en la confianza de quien seguían que en la contrastación. Acá una captura que logré recuperar

Escarmentando

La constante en cada caso es que la propia twuitósfera se ha encargado de escarmentar el equívoco. En este nuevo medio, no se tolera ese tipo de faltas ni las de ortografía. Sino que lo diga la cuenta del Registro Civil llamada la atención durante un día en Twitter por no respetar normas básicas de redaccion. Comunicadores comiéndose letras como si fueran SMS de adolescentes.

Registro Civil faltas ortografia

No se han escapado tampoco medios tradicionales que estoy seguro aprendieron muchísimo de errores que provocaron tópicos o hashtags tipo #twitteandcomotelemazonas (En Teleamazonas el Community Manager se confundió publicando un mensaje de su cuenta personal en la cuenta pública; El Universo replicó un mensaje de cuenta Fake o falsa (@mashirafael) del Presidente Rafael Correa, acá @mashirafael, comn real; Diario HOY puso un mensaje de una cuenta parodia en su cuenta formal, entre otros.

Las disculpas, como en toda crisis on line, suele ser lo único que calma la indignación tuitera…

Redes Sociales y Responsabilidad Social

En el caso de la desaparición de Alejandra Castillo y Rebeca el caso va más allá porque cada mensaje y rumor que cualquier persona lanzaba a decir en su respectiva cuenta afectaba la investigación de la Policía y profundizaba el terrible momento de los padres.

Si bien, al principio, cuando se perdieron las niñas, se vivió un nivel de solidaridad inédito en Redes Sociales luego se vino un boomerang de rumores en Facebook y Twitter.

Me lo contó personalmente el padre de Alejandra, ex compañero de colegio: “necesitamos ayuda para que en Redes Sociales la gente deje de lanzar tanto rumor y mensaje maliciosos”.

Luego, Milton tuvo que decirlo en su propio Facebook y su hermano en su cuenta en Twitter, que abrió oportunamente para tratar de unificar versiones

Algunas lecciones del caso #buscandoalejandracastillo

Gracias a Dios, Alejandra y Rebeca aparecieron. Y ahora nos queda cómo convertir esta nueva crisis de manejo de fuentes en Redes Sociales en una oportunidad. Este y otros casos lo necesitarán aún seguro. ¿Otras ideas?

- Un rumor mil veces retuiteado en Twitter no representa una verdad
- No retuitarás un mensaje basado en la confiabilidad de la fuente sino en el nivel de contrastación presentado.
- En el peor de los casos, encomil­lar la infor­ma­ción de otra fuente para aclarar que se trata de una per­sona extraña a la que publica.
- Si te equivocas, nada, pero nada más tranquilizador para la indignación de un twuittero que confía en ti que las disculpas. Evadir el error solo los provoca más.

- Siguen las suyas…

RELACIONADO
Muy oportuno recordar las 10 cosas que la Prensa no debió hacer en la cobertura del caso de Ciro Castillo, desaparecido en Perú. Me ayudó recordándolo Eshter Vargas.

El flash informativo enfrenta a Twitter

 

Tags: , , , , , ,

About the author: Christian Espinosa B.

 

Periodista. Profesor de Nuevos Medios. Dedicado a la capacitación en Redes Sociales, formación de Community Managers, Vocería 2.0 y cuidado de la Reputación On Line.
Mi otra pasión, el periodismo móvil. Twittter: @coberdigital

Website: http://www.coberturadigital.com

 

Recent posts in Redes Sociales

 
 

Add a comment

required

required

optional


 
 

Dictando curso

Otros cursos dictados que te pueden interesar

 
 

Autor

Cobertura Digital Christian Espinosa CHRISTIAN ESPINOSA. Periodista. Profesor de Nuevos Medios. Dedicado a la capacitación de Community Managers y Gestión de Redes Sociales. Manejo de Crisis On Line y Vocería 2.0. Mi otra pasión: el periodismo móvil
 
 

@coberdigital

 
 
 

Imperdibles

 
 

INSTAGRAM

 
 
 
 

Sígueme